No Discutas Delante De Tus Hijos.

Discutir delante de nuestros hijos, genera inseguridad y crisis de identidad en ellos

Discutir en presencia de los hijos, brinda información de nuestra vida conyugal que no los deja desarrollarse en plenitud, generando entre otras cosas, temores y una imagen distorsionada del plan de Dios para el matrimonio.

Pr. Daniel Ruiz